Bienestar de Animales

El estado de bienestar de los animales habla volúmenes sobre un pueblo. En Puerto Rico, hay miles de animales abandonados, realengos y maltratados. Eso tiene, a su vez, un efecto muy negativo sobre la salud y la economía. Trabajaré junto a los veterinarios, rescatistas y otros sectores para mejorar esta situación prácticamente ignorada por tantas administraciones.

 

 

Como gobernadora, propongo:

 

 

  • Agilizar y mejorar el funcionamiento de la Ley de Maltrato de Animales (Ley 154 de agosto de 2008). Mediante instrucciones oficiales a la Policía y al Departamento de Justicia, aspiro a que se radiquen todos los casos de maltrato de animales que correspondan. La ley hasta el momento no ha sido implementada con toda su fuerza. Promoveré el alineamiento entre la Policía, los rescatistas y agentes de control de animales, ya que estos últimos son parte integral de la solución. Mi gobierno continuará el ofrecimiento de talleres a los fiscales en este ámbito y requerirá que los jueces los tomen, para mejorar el manejo de los casos y entender su importancia.

 

  • Promoveré la derogación de la Ley 158 de agosto de 1998 (“Pitbull Terriers”) e impulsaré la aprobación de una ley genérica que defina lo que es un perro peligroso y/o potencialmente peligroso, sin especificar razas. Les daremos garras a los policías para que puedan ir con una queja o querella, investigar y advertirle a los dueños de mejorar el área para que los perros bajo estas definiciones no puedan escaparse. En su defecto, serán removidos.

 

  • Atender proactivamente la sobrepoblación de animales abandonados y realengos mediante un programa de esterilización y castración a bajo costo o gratis. Según algunos estimados, se requieren alrededor de $5 millones anuales para este programa de esterilización para lo cual existen fondos federales. Muchos veterinarios locales están dispuestos a contribuir a este esfuerzo a bajo costo, por lo que serán esenciales como uno de los sectores más importantes.

 

  • Crear un programa para proveer tratamiento y hospedaje a animales maltratados. Trabajaré para aumentar el acceso a fondos federales para implementar estos esfuerzos.

 

  • Vacunar a los animales para prevenir enfermedades como la rabia y la leptospirosis, así como su contagio a los humanos. Estas enfermedades son mortales tanto para humanos como para animales por lo que crearé un esfuerzo de vacunación a perros, gatos y caballos. Redirigiré parte de los $2 millones anuales que usa el Departamento de Salud actualmente hacia este esfuerzo.

 

  • Crear un registro central de mascotas. Este registro estará ubicado en el Departamento de Salud y será impulsado por un programa de implantación de microchips a los animales para monitorear los esfuerzos y fiscalizar el incumplimiento con las leyes aplicables. La ley para el registro proveerá seis meses para que los dueños de mascotas las incluyan en el mismo y le implanten el microchip. Para más detalles sobre la tecnología en el gobierno, puedes ver la sección de Reforma del Sistema de Gobernanza.

 

  • Integrar el bienestar de animales al currículo escolar. La educación es la solución más sostenible para terminar con el abandono y maltrato de animales. Los niños y jóvenes educados de esta manera serán sensibles al bienestar de los animales y también de los niños, mujeres y ancianos. De la misma manera, se creará una culura de adopción que nos lleve a menos abandono y maltrato de animales. Puede ver más detalles en la sección de Educación.

 

Copyright © Alexandra Lúgaro . All rights reserved.

Economía

Educación

Energía

Copyright © Alexandra Lúgaro . All rights reserved.

OTROS TEMAS